¿Realmente tienes el control?

“La innovación constante es la única forma de mantenerse competitivo, porque ninguna ventaja es sostenible a largo plazo”.

Jorge González Moore

Iniciaba un nuevo milenio y Joergen Vig Knudstorp optó por cambiar de aires.

Este ejecutivo de nombre difícil de recordar – al menos para quienes hablamos español – le dio un giro a su prometedora carrera profesional. 

Tenía un puesto estable como consultor en McKinsey & Company, una firma global, pero en 2001 asumió un nuevo reto.

Llevó su trabajo – resolver problemas asociados a la administración estratégica – a una nueva dimensión.

Pasó de dar consejos a accionar. Dejó la tranquilidad de su oficina por el caos.

Muerte (casi) y resurrección

Vig Knudstorp, a quien nos tomaremos la confianza de llamar Joergen a partir de ahora, aceptó el cargo de Jefe de Estrategia en Lego. 

Sí, la empresa de juguetes.

¿Acaso no era un gran trabajo? ¡Es difícil de responder!

Y es que, sí, Lego era una gran empresa, mundialmente reconocida y con más de 6 décadas de historia.

Por otro lado, era una compañía que cada día estaba más cerca del valle de la muerte. 

Durante los 90 acumuló años consecutivos de pérdidas anuales, que llegaron a superar los USD $20 millones, y ya no resistía más.

La situación era clara: declararse en bancarrota o invertir los pocos ahorros que quedaban en innovación.

La decisión fue continuar, dando un paso hacia la modernidad. Y Joergen fue el elegido para dirigir el proyecto.

El consultor danés se introdujo a lo más profundo del caos y concluyó que Lego debía cambiar.

Los juguetes per sé ya no le eran rentables a la compañía: juegos de video, estrenos rimbombantes en el cine… no podían con la competencia moderna.

Joergen, astuto, diseñó un plan de reinvención e innovación. Sus ideas fueron un éxito y hoy es socio y director general de la compañía.

Y Lego pasó de la bancarrota a percibir anualmente ganancias netas de alrededor de USD$ 7 mil millones.

Pero, ¿cómo lo logró? 

Joergen lideró un cambio drástico en el catálogo comercial de Lego. 

Su visión era mucho más dinámica, y además estaba orientada al mundo digital que se venía.

Con un presupuesto arriesgado, de decenas de millones de dólares, logró: 

Diseñar productos que evolucionan en el tiempo

¿Se estrenaba una nueva película de Star Wars? Entonces Lego lanzaba juguetes de la guerra de las galaxias.

¿El feminismo empezaba a ganar espacio en las sociedades? ¡Saquemos una línea de juguetes de chicas que son amigas y empoderadas! 

La idea de Joergen es no abandonar del todo los juguetes, pero hacerlos actuales y relevantes. 

Incursionar en las películas y formatos de video

Filmes, series e, incluso, algunos de los primeros videos en Internet. Joergen  llevó a Lego al mundo audiovisual, consciente de que podía ser uno de los mercados más rentables para la empresa. 

Abrirse paso en los videojuegos 

Se alió con Nintendo, un pez gordo del mercado, y sacó sus primeros videojuegos. 

La exposición de la marca cada vez era mayor y, lo más importante, estaba siendo visible para las nuevas generaciones. 

Y desde entonces Joergen y Lego no se han detenido. Apps móviles, series en Netflix… están presentes en todos los nichos del siglo XXI.

El caos de los 90 e inicios de 2000 ya quedó muy lejos. Recuerda: la innovación constante es la única forma de mantenerse competitivo.

Y tú, ¿estás preparado para superar los problemas de tu empresa con el poder de la innovación?

En Impulso, nuestro deseo es formar empresarios y empresarias con visión estratégica e innovadora, capaces de llevar sus proyectos a la modernidad. 

La próxima semana te traemos otra historia como esta, que inspire tu camino empresarial y que te muestre el camino a seguir para diferenciarte y dejar a un lado la etiqueta de “emprendedor” para pasar a ser una persona de negocios e influencia.

MASTER CLASS ONLINE GRATUITA

DESCUBRE LOS 3 FUNDAMENTOS DE
UN EMPRESARIO DE ÉXITO

NO TE DETENGAS ahora

MÁS CONTENIDO DE IMPULSO

¿Solución real o solución pasajera?

Son tus decisiones, no tus condiciones, la que determinan tu destino Tony Robbins  Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk hoy son millonarios, jóvenes y exitosos. Y, más allá, son

¿Imposible? El legado inspirador de Reeve

“La palabra ‘imposible’ no debería formar parte del vocabulario de la comunidad científica”. Christopher Reeve Tarde primaveral en Culpeper. En la pequeña localidad de Virginia,

Acceso a master class online

Introduce tus datos para ver la master class ahora

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad